miércoles, 28 de noviembre de 2012

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará. ( Sal. 55: 22).



En el humilde círculo del trabajo, los muy débiles, los más oscuros, pueden obrar con Dios y tener el consuelo de su presencia y su gracia sustentadora. No han de agobiarse por perplejidades y cuidados inútiles. Trabajen de día en día, llevando fielmente a cabo la tarea que la providencia de Dios les señala, y él cuidará de ellos. . . El cuidado del Señor se extiende a todas sus criaturas. El ama a todos y no hace acepción de personas, si bien mira con la más tierna compasión a los que llevan las cargas más pesadas de la vida.-MC 151.
Publicar un comentario

PUBLICACIONES POPULARES

TRADUCTOR DE IDIOMAS